Finalizada la misa central y luego de la bendición del obispo auxiliar Ossola, comenzó la procesión de la imagen del Señor de los Milagros de Mailín, ante una multitud de fieles que expresan de con cantos y alabanzas, su devoción por el santo.

El padre Rolando Tenti, quien también participó de la festividad central del Señor de Mailín, expresó a Nuevo Diario que “un año más el Señor de Mailín nos convoca. El santiagueño siempre es fiel a su Señor y se puede ver esta manifestación tan extraordinaria de fe cristiana a pesar de los duros momentos y de la crisis económica. Esto no ha sido un obstáculo para que la gente renueve ese amor y esa devoción, ese pacto y alianza que tiene con su Señor de Mailín y esto se pone de manifiesto en esta fiesta tan hermosa que vivimos”.